— el descanso —

no se crea ni se destruye,

sólo se transforma.